Juguetes Eróticos y los masturbadores masculinos

Juguetes eróticos masculinos

Juguetes Eróticos y los masturbadores masculinos

Los juguetes eróticos para mi son esenciales para una buena vida sexual, tanto a solas como en pareja. Ayudan a desarrollar nuestros sentidos  y a explorar nuestros cuerpos.

 Lo que veo con gran impresión es que las mismas mujeres que están pro la masturbación femenina y la utilización de dildos, vibradores y otros juguetes eróticos, al pensar en que el hombre puede utilizar masturbadores masculinos ,claro ,y otro tipo de cosas para su propia satisfacción y conocimiento  piensan que no lo hacen por estas cuestiones sino por que no se sienten satisfechos con su pareja. A mi parecer nada tan distante como esto.

Los masturbadores masculinos logran que el hombre conozca la rapidez con la que le es placentero introducir el pene, practicar movimientos con los que alcanza el clímax. Estos juguetes eróticos no deben de ser vistos como malos , al contrario ayudan a que el hombre se conozca y tenga tanta actividad sexual como quiera y cuando quiera.

Existen muchos juguetes eróticos masculinos como las muñecas inflables, anillos vibradores, balas, etc. Ahora os quiero hablar como dije antes de los masturbadores masculinos.  Unos de los más básicos tiene forma de lámpara (nadie sabrá que es el mejor amigo de un hombre), al abrirlo puedes encontrar la forma de mujer muy bien representada.  Como en este aparato todo es manual para que logre tener temperatura corporal normal  se debe de introducir en una vasija de agua caliente durante unos minutos antes de utilizarlo. Este aparato solo puede aumentar la presión dos niveles.

Existen vaginas artificiales o masturbadores masculinos que tienen sensores y logran recrear casi a la perfección una relación sexual completa.  Estos juguetes eróticos que son más completos traen diversos niveles de vibración : ondulatoria, descendente y ascendente.

Uno de los juguetes más famosos en este 2013 es el famoso cobra que es exactamente un masturbador pero de primera generación , a simple vista luce como una rasuradora moderna, pero al abrirla trae una vagina artificial que poco (o nada) tiene que envidiarle a una humana.

Posee labios externos de una textura de silicona que es muy suave al tacto. Tiene 6 frecuencias vibradoras en las que se puede ir moderando la presión que ejercen los labios en el pene y el nivel de estimulación que el hombre recibe.

Otro clásico de la masturbación masculina son las muñecas inflables que aunque se alejan mucho de la realidad en cuanto a textura (pues es solo plástico y no trata de llegar a las características reales ) es de las preferidas de muchos hombres.

 

Comments are closed.